10 de abril de 2012

Una ventana a otro mundo.

Tenía que aportar en una asignatura alguna imagen de un niño, niña, bebé o un conjunto de ellos leyendo un libro, entonces me acordé de Bastian, ese chico de "La Historia Interminable". Los que hayais leido la novela o visto la película (y los que no ya estais tardando :P), recordareis como se "flipaba" Bastian con el libro a medida que leía, dejando de leer solo para coger fuerzas con su bocata. Aunque cuando veo la película me hace muchísima gracia como vive las cosas que suceden en el libro, realmente considero que es un reflejo de lo que nos pasa a los amantes de la lectura...


Reconozco que he llorado lagrimones con muertes, así como escenas preciosas, me he angustiado y he compartido las penas de mujeres que sentían que les eran infieles, me he puesto nerviosa ante batallas por temor a que esos personajes que me encantan salgan heridos... e incluso he llegado a sentir un vacío al terminar un libro cuando ha sido muy, muy especial para mí.

Incluso un buen libro en el momento adecuado, puede ayudarte a superar baches... o almenos suavizar esas heridas de tu interior. Podría decirse que incluso puede ser tu amigo en ese momento en el que estas solo en casa y no tienes a nadie que te anime, te distraiga o te cuente sus cosas.

Por estas cosas, y otras muchas que solo puedes descubrir tu mismo, te animo a que descubras el mundo de la lectura (si no eres todo un aficionado a la lectura ya :P). Se que hay gente a la que no le gusta leer, pero algo me dice que es porque no han encontrado "el libro" que les haga descubrir todas estas cosas tan bonitas.




Creo que, aunque habia sido lectora desde pequeña, fue Harry Potter y la Piedra Filosofal el libro que me hico cogerle tantísimo gusto a la lectura...y ¿ese libro que es sencillamente perfecto y esperas que nunca se acabe? por raro que suene, ya que incluso yo ahora lo pienso y no se por qué sucedió con ese, ese libro fue Vida de una Geisha (que no Memorias de una Geisha). Es un libro muy sencillo, en el que Mineko Iwasaki cuenta su vida, sin más. Supongo que llegué a cogerle tanto cariño, a querer saber más de su vida como Geisha... que cuando lo acabé me sentí que se había ido alguien importante, y que ningun otro libro podía sustituirlo... ¿os ha pasado eso a vosotros alguna vez? tengo curiosidad por saber las respuestas ^^.




Me despido ya, pues esta noche, como casi todas las noches, tengo una cita con mi lectura :).

4 comentarios:

Paloma Costa Blanco dijo...

Mi novela favorita es Mujercitas. Es un libro que me despierta grandes sentimientos por todo y cada uno de los personajes, que son sencillos pero con una gran riqueza interior que hace que acabes conociendo a cada una de las hermanas March como si hubieras vivido con ellas toda la vida. La novela entera enseña, además, grandes lecciones: de como el amor puede vencer al orgullo, de como ser rica no compensa ser desgraciada, y que no siempre puedes conseguir tus sueños, pero puedes ser realmente feliz con lo que te ha tocado en la vida. Que tal vez no tengas un príncipe azul, pero si un hombre bueno que te quiere, aunque sea pobre. Mi personaje favorito, la dulce Beth, ha definido mucho el tipo de persona que deseo ser.

Solo Mujercitas ha conseguido que llore con un libro. Está escrito con gran sencillez, y a pesar de ser un libro de hace dos siglos te sumerges en él como si hubieras vivido esa época. Empatizas enseguida con todas las hermanas y las llegas a sentir como propias.

Te dejo uno de mis párrafos favoritos: "El mundo está lleno de mujeres como Beth, tímidas y tranquilas, que aguardan sentadas en un rincón hasta que alguien las necesita, que se entregan a los demás con tanta alegría que nadie ve su sacrificio hasta que el pequeño grillo del hogar cesa de chirriar y la dulce y soleada presencia desaparece para dejar tras de sí silencio y oscuridad."

Uchiha Scarlet dijo...

Me ha encantado tu entrada ^_^

Para mí, ese libro especial que nunca me cansaré de leer, es "La Historia Interminable". No sé cómo expresarlo con palabras, pero cada vez que lo leo, muchos sentimientos están ahí. Como si estuviera al lado de los personajes, viviendo cada palabra, cada paisaje, llorando como nunca cada vez que llego a cierta parte de la historia, etc.

Y cada vez que cojo un libro es igual. Una vez que estoy "dentro" de ese mundo, puedo estar horas y horas leyendo y se me pasa el tiempo rapidísimo xD

Eso es lo bonito de la lectura ;)

AtrejuWhetu dijo...

Vaya, no sabía que había más gente que había leído Vida de una geisha. Me pareció una narración muy sencilla pero muy atractiva en su manera de describir detalles como el vestuario, los peinados o las costumbres de ese mundo tan hermético.

Sí que es cierto que tras libros que han dejado su huella, es muy dificil que otros la ocupen, como me sucedió con Un grito de amor desde el centro del mundo, pese a lo extremadamente melancólico que es.

Naku Heartilly dijo...

Me han encantado vuestros comentarios y vuestros aportes!!!

Atreju, yo también leí "Un grito de amor desde el centro del mundo" y es increible como te puedes poner perfectamente en la piel de un adolescente, de forma que cuando habla su yo adulto te lo puedes imaginar a la perfección... incluso comprenderle ^^.

Muchas gracias a todos!! este tipo de comentarios son geniales :)